Los cristales perdidos

Los cristales perdidos

Cuando era niño me pasaba los veranos en la playa con mis padres. Me encantaba pasar el tiempo buscando entre la piedras, me divertía encontrar esos pequeños cristales, residuos de botellas de vidrio, con los cantos redondeados.

Hoy he ido a la playa y he recogido unos cuantos. Estas pequeña joyas están desapareciendo, tal como hicieron los envases de cristal en su día. Ya se que estos portador pequeños cristales no dejan de ser basura que contamina, pero me produce tristeza. Además, puestos a escoger, los prefiero a las botellas de plástico que te encuentras. Al menos, las botellas de vidrio no son más que un puñado de granos de arena de río fundidos. Dicho vidrio, con la erosión vuelve a su estado original, de hecho, esos granos originales hubieran terminado en el mar.