He estado unos días muy vago sin ganas de escribir en mi blog, pero hoy he llegado a casa y me apetecía.

El pasado viernes fui al cine, como todas las semanas, y nos decantamos por ver Percy Jackson y el ladrón del rayo. Durante la mayor parte de la película, estaba encantado de estar viendola en el cine, pero en algún trozo me daba una sensación de vergüenza ajena. Pero bueno, la película muy bien, una película de aventuras muy entretenida y bonita de ver, con los dioses griegos y su mitología de por medio.

El argumento trata que alguien ha robado el rayo de Zeus, y este amenaza con una guerra entre dioses si no se lo devuelven. Zeus, sospecha del hijo de Poseidón, un semi dios llamado Percy Jackson. El chaval no sabe de quién es hijo, ni conoce sus poderes, hasta que es atacado por un siervo de Hades y descubre la verdad.