Esta semana mi novia y yo fuimos al cine a ver Historias de San Valentín. A los dos nos apetecía ir a verla, ya que no parecía la típica película pastel, que te tiras dos horas viendo parejas diciéndose que se quieren, sino mas bien parecía una película divertida y entretenida. Y así fue, desde el primer momento la película tiene momento divertidos, aunque también los tiene tristes pero con final feliz.

La película habla sobre las historias de amor que mantienen varias parejas, y que de alguna forma u otra, todas esas historias están relacionadas entre ellas. Sinceramente, si te apetece ver una película que te va a entretener, te hará reírte un rato, ve a verla, vale la pena.