Este artículo puedes encontrarlo en 20 Minutos.

El domingo estuve en dos supermecados y yo me indigno de ver cómo todos tragamos con lo que nos quieran hacer. La mitad de las cajas estaban cerradas (incluídas las cajas rápidas, para menos de 10 articulos); las que estaban abiertas tenían unas colas impresionantes y también tenían unas colas impresionantes las cajas que han puesto para que uno mismo pague sus propios artículos.

Yo me pregunto, ¿acaso es que en esas cajas hacen descuentos por hacer nosotros mismos el trabajo que deberían hacer ellos?, ¿es que no nos damos cuenta de que con eso estamos evitando que contraten a miles de trabajadores? Nosotros mismos tiramos piedras contra nuestro propio tejado. Yo creo que es mejor dejar la compra y marcharnos o hacer un esfuerzo y esperar la cola de la caja (con cajera incluida), ya que si no, dentro de nada pasará como en las gasolineras, que ya no encuentras casi ninguna en la que te sirvan la gasolina y sin embargo te la cobran como si te la sirviera un empleado al que estamos privando de un puesto de trabajo.

Le doy toda la razón del mundo.